191007

A monster Calls

Recomendación de la película:“A monster Calls”

(Un monstruo viene a verme)

 

191007 1

 A monster calls (Un monstruo viene a verme) es una buena película que trae consigo la enseñanza de lucha y superación. Puede ser una buena opción tanto para ver en familia y apreciar el envoltorio fantástico que nos ofrece, como para disfrutar en solitario en aquellos momentos en los que nos sentimos estancados.

Comienza con la pesadilla de Connor, quien es apenas un niño. Un monstruo va a por el y al despertar, la realidad es aún peor.

Atrapado en ese cuerpo pequeño y en la fragilidad de sus escasos años, Connor debe llevar una vida casi de adulto, se envuelve en una rutina decadente y es acompañado constantemente por el temor a perder a su madre, quien padece cáncer.

Debemos recordar que Connor carece de una figura paterna y que la abuela amenaza con adoptarlo, pues necesita de la atención adecuada de un adulto.

La pesadilla se transforma para dar forma al monstruo que le acompañará por las noches y los momentos difíciles siguientes; le contará tres historias, cada una cargada con un pequeño cúmulo de lecciones y al final de ellas, Connor tendrá que contar al monstruo una cuarta historia, que será la verdad y le ayudará a encarar la situación última.

Connor es fruto del abandono y la culpa. A su corta edad debe cargar con la pesadez que supone la inminente muerte de su madre; pasa de ser un niño a convertirse en contenedor de adulto. Asume la figura de su padre ausente y se vuelve víctima de la creencia ciega, y hay que recordar que esta muerde tan duro como se le aferre a ella.

Tal es la culpa en su interior que Connor nos recuerda sutilmente que quiere ser castigado, aunque no lo consigue, perpetuando así su invisibilidad. Nada de lo que haga le hará merecedor de tal atención. Durante su evolución nos muestra retazos de rebeldía y de un odio ensimismado a la tristeza. Necesita ser reprimido para liberar esa culpa que se manifiesta a forma de ira, pero ¿Qué es esa culpa que le amarra? No es más que el rechazo a sus deseos internos. Le aflige el querer un final para el dolor de su madre, a sabiendas de que éste será la muerte.

La historia nos lleva en un viaje cargado de emociones, donde nos ayudará, a través de su comprensión y la de las susodichas historias, a sanar aquellas heridas causadas cuando nos sentimos aferrados hacia todo aquello que tiene que irse, pues resulta desgarrador mantener esa expectativa de permanencia. Se nos enseña, pues, que debemos dejar a las cosas fluir para no caer en el estancamiento.

191007 un-monstruo-viene-a-verme-muere-madre

Reseña realizada por Enrique Maldonado para ontologytimeofficial.com